Alexandre Asseo - Alumno de 3º

El tercer curso de la carrera, nuestras clases son más internacionales que nunca, ya que nos acompañan nuestros compañeros Erasmus. Hoy, entrevistamos a Alexandre Asseo para hacerle unas cuentas preguntas y conocer más a fondo cómo está siendo su experiencia y los planes que tiene para el futuro.

Para empezar, preséntate ¿Quién eres? ¿De dónde vienes? Y ¿Qué estás haciendo aquí en Bilbao?


Me llamo Alexandre Asseo, tengo 20 años y soy francés, vengo de Burdeos. Allí es donde nací y pasé mi infancia, pero a los 18 años decidí moverme a La Rochelle para estudiar mi post bachillerato, en una Escuela de Comercio. Ahora, estoy aquí en Bilbao para estudiar un año de Erasmus, en la especialidad de Internacionalización y Logística, porque siento que es mi apuesta.

¿Qué tal está siendo tu experiencia Erasmus hasta ahora? ¿Qué es lo que más te gusta? ¿Y lo que menos?

Está siendo increíble. Llegué aquí en septiembre, para pasar un año académico. Todo esto es muy diferente de dónde vengo en varios aspectos, pero es lo que nos gusta a los Erasmus, y a los viajeros en general. Este cambio puede ser tanto positivo como negativo. Hay muchas cosas que te parecen positivas en comparación con tu país, pero también hay otras como por ejemplo, el ritmo de vida español, al que todavía no me he acostumbrado. Aquí los días son muy largos, se come más tarde y se echa la siesta, y la verdad es que este cambio todavía me choca mucho. En definitiva, el cambio cultural que supone un Erasmus es muy interesante de vivir, pero también te puede jugar una mala pasada.

¿Qué crees que le puede aportar un año de Erasmus a un estudiante como tú? ¿Lo recomendarías?

Un año de Erasmus supone un gran esfuerzo económico, no se puede mentir, pero sí que es verdad que es una inversión, y como tal, nos permite generar ciertos beneficios. El primero es, como decíamos antes, abrirte a una nueva cultura, y este cambio nos permite desarrollar una capacidad de adaptación muy importante. Además, si nos movemos a un país donde el idioma que se habla no es el nuestro, todavía mejor. Es una locura pensar cómo he pasado de no saber prácticamente nada de castellano, a hablarlo como lo hago ahora. Por ello, también aprendes a superarte, a lograr tus objetivos y desarrollar una confianza en ti mismo; éstos son valores muy importantes en la vida cotidiana, que les interesa primero a las empresas, pero más importante aún, a ti mismo.

Aunque suene a tópico, eso que nos dicen nuestros profesores de que “es más importante la actitud que la aptitud” es verdad.
Así que sí, lo recomiendo totalmente, porque yo pienso (y desde aquí animo a todos los estudiantes) que ahora es el momento de hacer locuras y salir de la rutina que todos conocemos; porque éstas son las cosas que nos ayudan a desarrollarnos y mejorar como personas.

¿Qué planes tienes para cuando acabes tu curso aquí? ¿Ponerte a trabajar, seguir estudiando, alguna idea alternativa?

Yo estoy ahora mismo en un Programa Internacional un poco particular, porque en nuestra carrera nos vamos al extranjero regularmente: dos de los cuatro años exactamente. La diferencia con la CámaraBilbao es que el objetivo del Erasmus de ésta, es abrir una puerta al país al que os fijáis, ya sea Alemania o Francia, entre otros. En cambio, nuestra Universidad favorece más la experiencia en general de estar fuera, lo que nos ayuda a saber adaptarnos a otras culturas y no sólo parcialmente a una única.

Ya hice mis dos años en La Rochelle, también mi primer año del extranjero en Londres y después estuve en una misión humanitaria en la India. Pero después del Erasmus en Bilbao las cosas no se acaban para mí, ya que para recibir mi diploma necesito primero terminar mis estudios en La Rochelle durante cuatro meses, y después realizar unas prácticas de 6 meses en una empresa. Entonces, el plan que tengo pensado consiste en conseguir esas prácticas en una empresa de logística de mi interés e involucrarme por completo y trabajar durante un año en el mismo sitio. De esta manera, si en un futuro deseo intentar entrar a otro negocio, podré ser capaz de cumplir los requisitos que suelen pedir, como es el año de experiencia, por ejemplo. Pienso que es muy importante tener un plan o una dirección fijada de cara al futuro.

¿Algún consejo para los futuros Erasmus o alumnos en general?

Aprovechar cada momento, tanto los buenos como los no tan buenos, porque durante el Erasmus todos ellos son muy beneficiosos y el tiempo pasa muy rápido. Por otro lado, recomiendo mezclarse con gente de otras nacionalidades y sobre todo locales, porque es mejor juntarse con personas de espíritu viajero y no turista, porque los viajeros tratan realmente de conocer el lugar, mientras los turistas se quedan al margen.

“El único verdadero viaje de descubrimiento consiste no en buscar nuevos paisajes, sino en mirar con nuevos ojos" – Marcel Proust

Tras una agradable e interesante conversación con Alex, nos despedimos de él con la sensación de haber descubierto a un chico que se siente parte de una gran familia de personas curiosas e inquietas, interesadas en conocer un mundo llamado Erasmus.