Pétala Oliveira, estudiante y empresaria

El caso de nuestra compañera Pétala Oliveira es, sin duda, digno de dedicarle un espacio. Pétala compagina los estudios con un negocio propio, y a continuación nos explica cómo lo hace.

¿Te resulta difícil compaginar el trabajo con los estudios?

Antes de contestar esta pregunta, tengo que decir que para mí el concepto de “trabajo” quizás sea un poco distinto a lo que entienda la mayoría de la gente. Hace unos años tuve la suerte de convertir mi pasión en mi profesión, es decir, soy autónoma y trabajo en algo que me apasiona. Y la verdad es que cuando encontramos la felicidad en el trabajo, y sobre todo, cuando construimos algo que es nuestro; el esfuerzo, la dedicación y las miles de horas empleadas, no se contabilizan como un trabajo convencional, sino como un reto personal… Es cierto que cada uno define sus estrategias para superar este “gran desafío” de hacer crecer un negocio, pero yo tenía claro que la Universidad me daría gran parte de las claves.

Entonces, ¿Si es difícil? ¡Pues depende! Diría que los dos primeros años fue un poco más. Pero ahora en esta recta final todo se hace más llevadero, ya sea porque maduramos más, aprendemos a gestionar mejor el tiempo o simplemente porque ya estamos más familiarizados con el proceso de evaluación de la Universidad. No me va mal, pero reconozco que en otra situación me podría ir mejor.

¿Estudias para trabajar o trabajas para estudiar?

Pues no lo sé. Hace tres años, decidí venir a la Universidad porque quería desarrollar nuevas habilidades y aprender nuevos oficios. Esto quizás no tenga tanto que ver con mi situación laboral en aquel momento, sino más bien con mi preocupación por lo que pudiese pasar en el futuro… Mirándolo por este lado, me quedaría con la primera opción.

Pero teniendo en cuenta todo el esfuerzo económico que supone mantenerse en esta Escuela, con los ingresos de un pequeño negocio de servicios al que ni siquiera puedo dedicar el cien por cien del tiempo, la segunda opción me parece más realista.

Sinceramente, no puedo diferir las dos opciones.

¿Cómo piensas aportar los conocimientos de tus estudios al trabajo?

El primer curso de carrera fue realmente duro, debido a que las asignaturas eran muy generales y para mí, bastante complicadas de gestionar. En la Universidad vemos todo a grandes escalas y de una forma mucho más generalista. Sin duda, lo más difícil es conseguir canalizar todo lo aprendido a nuestro contexto laboral. Yo sin darme cuenta lo hago día a día…

Por poner un ejemplo práctico, implementé en mi negocio una estrategia de fidelización, controlo mejor las cuentas, hago planes de acción de publicidad y promoción, retroalimento una base de datos, hago encuestas de satisfacción, redacto mis propios contratos, analizo mis competidores y muchas otras cosas.

¿Le das más importancia a los estudios o al trabajo?

Al trabajo por supuesto. Me requiere más tiempo y dedicación, me hace feliz y además me da de comer. No se puede comparar.

Pero cuando se trata de áreas concretas como la Investigación, Marketing o cualquier otro tema que me guste mucho, hay equidad. No solo doy lo mejor de mí misma, sino que además me implico en proyectos extrauniversitarios.

¿Por qué has escogido esta carrera y no otra?

Porque llevo más de diez años detrás de una cámara de fotos. Hice varios cursillos de diseño y creación web. Estudié Cine durante tres años. Tenía muy claro a dónde quería llegar pero desconocía el camino. No dudé en ningún momento de que esta carrera, con doble enfoque, me acercaría mucho más a mis sueños.

Muchas gracias por compartir algo tan personal con todos nosotros Pétala, ten por seguro que nos has dado fuerzas para perseguir aquello que deseamos.